Buscando padrinos para presionar decisión del Gobierno

Álvaro Uribe Vélez
Foto: (wradio.com.co)

Todos los países del mundo pararon sus ligas de fútbol y después de un periodo largo están tratando de ver como inician labores con protocolos sanitarios para evitar el contagio, Colombia no es la excepción y por ello se reunieron los presidentes de la Federación Colombiana de Fútbol Ramón Jesurún y de la Dimayor, Jorge Enrique Vélez, con el expresidente Álvaro Uribe Vélez, algunos presidentes de los clubes profesionales, representantes de partido Centro Democrático y los viceministros de Deportes, Salud y Trabajo.

Uribe Vélez manifestó, oyendo a todos uno pensaría que en la primera semana de junio podría empezar la etapa de entrenamientos y la primera semana de julio los primeros partidos, es la conclusión que yo saco, son dos temas, de parte de los clubes respetar los protocolos y de parte de las autoridades agilizar los cronogramas, el Ministerio de Salud irá analizando todo, estamos en una gran incertidumbre mientras no haya una vacuna.

El presidente Iván Duque tiene que hacerse respetar, las decisiones las toma él y no que estos bellacos estén buscando padrinos para presionarlo y obligarlo a que se rinda a sus pretensiones, aquí no valen los respaldos de Lleras, y tanto politiqueros quieran sumar, esta clase de reuniones que buscan el beneficio propio no calan y mucho menos se pueden aceptar y los políticos que asistieron no se pueden prestar para dar gusto a estos individuos arrogantes y carentes de pudor.

¿Acaso creen que estos se parten el lomo para salvar al fútbol y todos los que lo integran? la respuesta es obvia, que no, estos solo buscan salvar su canal que nació muerto y sus grandes mesadas, por otra parte, el pueblo colombiano se dio cuenta que el futbol no es tan importante para sus vidas y que hay cosas mejores que se pueden aprovechar en vez de estar llenando las arcas de estos villanos y desalmados usureros del fútbol.

Un llamado al señor Duque que no se deje manipular por nadie, tiene que fajarse bien y no dejarse meter los dedos a la boca, estos zánganos tienen que tragarse su orgullo, altivez y arrogancia, se espera que se pare en su sitio y no de el brazo a torcer.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *