El que manda manda aunque mande mal

Iván Duque, Colombia
Foto: (id.presidencia.gov.co)

A partir de este lunes 27 de abril la administración Duque le abre las puertas a sectores de la construcción y manufacturas, donde trabajan miles de personas según Claudia López, alcaldesa de Bogotá la ciudad no está lista para reactivarlas, hacerlo podría dejar niños huérfanos, y agregó, somos desiguales hasta para morirnos, yo lo dije y lo vuelvo a repetir: yo tengo clarísimo que el que manda es el presidente, pero con la vida de la gente humilde del sur de Bogotá no van a jugar por los intereses y el lobby de nadie mientras yo sea alcaldesa.

Y no es para menos ya que el mandatario está poniendo en riesgo la vida de las personas, tomando decisiones absurdas por presiones de los magnates del país, y puntualizó, todos los días me piden ayuda, comida, apoyo, y todos los días trabajamos para darles ese apoyo, para que puedan estar en su casa en cuarentena sin pasar hambre, yo redoblo los esfuerzos pa’ que no pasen hambre, pero no me los van a sacar a la brava, sin seguridad a exponer su vida, a dejar a sus hijos huérfanos, No.

Como se dice el que manda manda aunque mande mal, y donde manda capitán no manda marinero y muchas veces se tienen que aceptar las malas decisiones de burócratas que les importa un pepino la suerte del país, muchas veces las mujeres tienen más huevos y los pantalones bien puestos que muchos que se dicen llamar machos que solo obedecen ordenes de sus tutores, de sus mentores, y como perros corren a cumplir sus deseos.

Lo cierto es que todo esto va a pasar y los que queden de pie en el país recodarán a estos villanos que pusieron primero el vil dinero quitándole toda la ayuda a los pobres para lanzarle el salvavidas y sacar a flote a sus amigotes banqueros y grupos económicos, por desgracia estas son las personas que el pueblo ahora arrepentido eligió para que condenen al país a una muerte segura, esa es la suerte del pobre, votar por seres sin escrúpulos que a la hora de elegir la balanza se inclinan por los poderosos.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *