¿Qué viene después del confinamiento?

Colombia en confinamiento
Foto: (id.presidencia.gov.co)

El domingo 26 de abril a la medianoche se levantará la cuarentena obligatoria decretada en todo el país por el Presidente Iván Duque, comienza el Aislamiento inteligente y productivo a partir del 27 abril, que no es otra cosa que los ricos se quedan escondidos en sus mansiones y los pobres salen a morir con el virus, a partir de este día se pierde todo el esfuerzo que se hizo durante un mes de encierro, la gran idea del gobierno es reactivar algunos sectores de la economía, como el transporte, manufacturas en diversas actividades, infraestructura, plásticos, construcción, petroquímicos, alimentos procesados, agroindustria y los asociados con elementos de salud.

Lo cierto de todo esto es que al señor Duque solo le interesa es tener contentos a los grupos económicos, los banqueros, ya los ha beneficiado en todo, y ahora que no salga a decir que no hay dinero para la salud ya que hay 250 millones de dólares para este sector, ante esto si está calladito ¿será que los destinó para beneficiar a sus amigos?
Según Claudia López el país no está preparado para levantar la cuarentena, ya que los ricos trajeron el virus en sus viajes de lujos y placer y los pobres están poniendo los muertos.

Todo esto suena como un plan orquestado, maquiavélico que se permitió que ingresaran personas de los países que son el foco del brote, que tienen los recursos para comprar las drogas a cualquier precio y que los vulnerables asuman las consecuencias y para colmo de males ahora este señor los quiere obligar a trabajar obligados por un pinche decreto, con salarios atrasados, mal pagados, sin materiales de bioseguridad, y quiere que el sector salud uno de los más golpeados por los gobernantes corruptos que sin piedad agrietan y lo erosionan, salgan a la guerra con palos y piedras.

Ni a quién pedir ayuda ya que los mesías salvadores están escondidos bajo de las piedras con miedo sin querer salir, todos están pasando bueno, mientras que al pueblo que se lo coma el tigre.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *