Merecemos extinguirnos, los humanos somos peor que un virus

Coronavirus, prevención y acción
Foto: (id.presidencia.gov.co)

Nada vale seguir tratando de hacer tomar conciencia a la administración Duque y su asesores de no maltratar y menospreciar al gremio de la salud pero estos individuos tienen el corazón encallecido que nada les conmueve, el único objetivo es salvar a los grupos económicos que apoyaron su campaña, a los banqueros que les dio 15 billones de pesos para que hagan lo que quieran con ellos, es más los bancos van a realizar los préstamos a altas tasas de intereses y poniendo un mundo de talanqueras a los empresarios que quieren acceder a ellos, unas verdaderas sanguijuelas sin sentimientos lucrándose de la desgracia ajena, aprovechando el visto bueno de este gobierno que les tira salvavidas para que engrosen sus arcas.

El menosprecio y la arrogancia del gobierno que les hacen a todos los que salen a realizar sus trabajos, no les importa un pepino la suerte que corran, después salen con sus comunicados insulsos e hipócritas por todo esto es:

Ridículo pensar que murió un héroe, murió un hijo, un hermano, un sobrino, un primo, un esposo un padre, un amigo un vecino, no murió por vocación, ni por valiente, murió por los corruptos que le robaron los implementos de bioseguridad, murió por los congresistas que están cobrando sus sueldos sin hacer nada, murió por los atunes a 20.000, los tapabocas a 45.000, los mercados de 100.000, sigamos callados y encontrándole chiste a todo lo que hacen estos bellacos almidonados que erosionan el país con sus saqueos, el pueblo tiene que despertar y acabar con todos estos ladrones de cuello blanco y sus familias ya que estos también llevan intrínseco el mal y la podredumbre, hay que confinarlos en cárceles donde nunca más puedan salir a hacer mal.

Aquí se trata de salir adelante o despertamos o morimos, no hay alternativa, hay que pensar con cabeza fría y de una vez por todas erradicar esta raza podrida y nauseabunda que contamina el aire de las personas que trabajan honrada y honestamente, se tienen que elegir seres humanos que sientan el sufrimiento del pueblo.

Nayib Armando Bukele Ortez, un ejemplo a seguir, admirado y odiado, querido y despreciado, un presidente que cualquier país quisiera tener, por desgracia los países cuentan con seres que no tienen un ápice de amor por el pueblo.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *