Siguen abusos policiales

Abusos de la policía en Colombia
Foto: (lavibrante.com)

Los abusos de autoridad por parte de la Policía Nacional siguen disparados, cada día crecen y no encuentran pico, las redes sociales están inundadas de videos mostrando los atropellos que cometen estos señores amparados en el uniforme.

Este caso sucedió en el barrio Rojas Trujillo de la ciudad de Neiva cuando, el hermano de Evelyn Tatiana Parra, tía del menor, fue abordado por agentes de la policía, mi hermano junto con su familia se dirigían a su casa, mi sobrino iba en medio de ellos, cuando estaban por el Bienestar Familiar se encontraron un carro de la Policía junto a una motorizada, de inmediato, un uniformado con su bolillo le indicó que se detuviera, pero por la velocidad en la que iba la moto no frenó de inmediato lo que llevó a pensar que se iban a escaparse, el policía al presentir que se iban a escapar alzó el bolillo y por pegarle a mi hermano le terminó dando a mi sobrino de dos años de edad, mi hermano se baja de la moto para defender a su hijo, pero al ver la gravedad de la herida de mi sobrino prendió la moto y lo llevó a la clínica Mediláser de La Toma.

Por su parte el coronel Livio Castillo, comandante de la Policía de Neiva, manifestó, lógico que no tenemos excusas ante este procedimiento de la Policía, se empieza el proceso de investigación tanto penal como disciplinario.

Así como este caso a diario los uniformados van por las calles sembrando el terror en los ciudadanos, y los altos cargos salen con sus palabrerías vanas e insulsas que de sobra se sabe que no van a hacer nada, lo mismo de siempre tapando los excesos a sus polluelos.

Esto que está sucediendo tienen que ponerle freno y corregirlo antes de que sea demasiado tarde, la gente ya está cansada, mamada de estos atropellos, que después no vayan a decir que por qué el pueblo los odia tanto y cada parte que llegan no son bien recibidos y hasta los quieren acabar.

No se olviden que todo tiene su límite y los animales por muy mansos que sean, siempre reaccionan cunado los arrinconan, cuando los acorralan en un callejón sin salida, no les queda más de otra que atacar.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *