La mechita y el expreso rojo van por el título

La mechita y el expreso rojo van por el título
Foto: (Dimayor.com)

América de Cali se clasificó a la final del fútbol colombiano al derrotar 2-1 a Junior en Barranquilla, los goles los marcaron Luis Francisco Sánchez y Adrián Ramos, para la mechita y Miguel Borja para el cuadro local, el cuadro escarlata consiguió cuatro puntos de los seis disputados y llega a disputar el título con el cuadro cardenal.

Los pupilos de Juan Cruz Real, hicieron las cosas bien para alzarse con el triunfo y llegar a la final de fin de año, ahora le toca medirse al equipo capitalino que llega con las baterías cargadas y poder dar otra satisfacción a sus seguidores, tras la ya conseguida por las chicas de ser campeonas de la Liga 2020, el primer regalo de navidad esta dado ahora les toca a los cardenales apuntar toda la artillería para coronarse campeones y dar la doble alegría a su hinchada.

Después de tanto luchar llega la recompensa eso bien sabido para todos los que trabajan y tratan de hacer las cosas bien, que se esfuerzan y no se dejan llevar por el desánimo, de eso se trata de seguir hasta la últimas, nunca hay que darse por vencido, ni tirar la toalla, hay que seguir dando todo lo que se tiene para lograr lo que se ha planeado y no desistir ante cualquier dificultad, siempre hay que ir para adelante hasta alcanzar los objetivos.

Los favoritos, que hicieron grandes inversiones no consiguieron nada, sus técnicos y jugadores no dieron con la talla, todos aperezados y mostrando siempre la idiosincrasia que los caracteriza, de conseguir unos cuantos reales y echarse con las petacas sin importarles en absoluto la suerte de sus equipos, acostumbrados a vivir a media máquina, sin ningún afán de salir adelante ya que con los que han conseguido pueden disfrutar la vida que siempre han querido y que no están dispuestos a dejar por sacrificarse por un equipo, esa es la triste realidad de los jugadores colombianos por tal motivo no triunfan en el exterior porque allá si los ponen a trabajar y a descontar el paguito.

Para la final se espera que nombren árbitros idóneos, honestos, que no se parcialicen, ni se vendan, que los que conforman el famoso VAR se laven los ojos y que miren bien las jugadas, que haya justicia, los técnicos, jugadores que se dediquen a jugar y hacer las cosas bien para evitar posibles habladurías, y directivos que hagan lo suyo taparse la boca y dejar que la pelota ruede, todos deben andar con la frente en alto, y que gane el mejor.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *