Las cosas que se callan los soldados por temor a represalias

Las cosas que se callan los soldados por temor a represalias
Foto: (caracol.com.co)

La fuerza pública esta para salvaguardar las vidas de la población de un país, y sus integrantes son los que sus manos esta que esta seguridad sea eficiente efectiva y eficaz, a través de sus subalternos y los que están en el frente de batalla, los soldados.

A las guarniciones militares solo entra el personal autorizado para estar allí, los civiles se les permite el acceso si tienen que ir a realizar cualquier diligencia.

El caso es que en las redes sociales se hizo vitral un video donde la señora María Fernanda Mejía, donde la mujer golpeó a un soldado, las versiones es que la fémina salió a compartir copas con un alto militar y a su llegado tras una discusión este la abandonó, lo que causó la ira de esta y la emprendió contra el soldado, aunque se dice que fue denunciada ente la policía que al parecer le realizaron un comparendo, todo esto se queda allí y no pasa de eso, porque la justicia de los poderosos es para eso para tapar las pilatunas que hacen.

Estas cosas suceden a menudo donde los altos cargos utilizan a sus subalternos para sacar a pasear a sus mascotas, los llevan como esclavos a trabajar a sus fincas, a traerles el mercado, a sostenerles los paraguas porque las muy enteleridas no pueden levantar las manos para sostenerla, a llevar sus cosas personales, y a un sin número de actividades de servidumbre que van en contra de la verdadera razón de ser de sus cargos.

Esto ocurre con todos los que por el hecho de tener poder se creen dioses y quieren tener a personas para que les realicen sus labores diarias a ellos y a sus familias, no se puede admitir que estos individuos traten a las personas como animales de carga y los vean por encima del hombro con desprecio, y se los soldados se deciden y se atreven a denunciar tienen que perderse con toda su familia porque se inicia una persecución y un acoso que les hacen la vida a cuadritos, sus vidas se tornan en un verdadero infierno de ese tamaño son las cosas que pasan y que muchos por temor a represalias no denuncian y prefieren morderse la impotencia y callar.

Ante estas cosas el gobierno blindado en su palacio no da visos de querer hacer nada por no echarse de enemigos a la cúpula militar, alguien tiene que salir y acomodar todas estas injusticias que cometen los que defienden la justicia.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *