Jugadores de Costa Rica perdieron demanda

El complot para sacar a Pinto de Costa Rica
Foto: (larepublica.net)

La demanda que interpusieron Keylor Navas del París Saint Germain de Francia, Bryan Ruiz del, Alajuelense y Celso Borges del Deportivo La Coruña, jugadores de la selección de Costa Rica, por difamación contra los dirigentes Adrián Gutiérrez y Juan Carlos Román por afirmar que estos jugadores amenazaron perder tres partidos para sacar de la dirección técnica a Jorge Luis Pinto a su llegada del mundial de Mundial Brasil 2014, la perdieron el juicio, pese a perderlo el tribunal les concedió 5.000 dólares a cada uno como reparación civil, estos habían pedido 60.000 que les concediera el tribunal.

Lo cierto de todo esto es que hay personas que van con la doble, lobos disfrazados de ovejas, aunque quieran tapar y sacare en limpio sus nombres ya queda el lunar de que son los que paran los equipos, los que acaban con los procesos y los directivos sabiendo todo esto les alcahuetean todo los que estos bellacos hacen, como puede ser posible que se queden callados y sigan como si nada, mostrando su faz de hipocresía.

Es bueno que todo se ventile para conocer a los verdaderos ídolos a los que las personas idolatran que no son más que seres despreciables sin ninguna vergüenza y pudor a la hora de acabar y aniquilar a una persona, que por el simple hecho de ponerlos a trabajar se haga todo para sacarlo, a esto se le tiene que parar bolas y acabar con todos estos a haraganes que quieren jugar de camiseta, fuera con estos bueno para nada, se les tiene que vetar y negarles que sigan jugando en cualquier equipo.

Que poco hombres son estos individuos y aquí se habla por todos los jugadores que hacen esto en todos los equipos ya que estos villanos no son los únicos, son muchos por no decir todos, los que se amangualan con otros y forman los sindicatos para decir que se hace y que no se hace, quien debe salir y quien se debe quedar, que poca madre tienen todos los jugadores que se dicen ser honestos y profesionales, y al final resultan estar llenos de deslealtad y falsedad.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *