Palmeiras a un paso de la final de la Copa Libertadores

Palmeiras a un paso de la final de la Copa Libertadores
Foto: (Twitter: @Palmeiras)

En el partido de ida de la semifinal de la Copa Libertadores, River Plate, cayó de local 0-3 frente al Palmeiras, los goles los consiguieron, Rony, Luiz Adriano y Matías Viña, un partido para olvidar, ya que el cuadro millonario vivió una de las peores pesadillas de su vida, los dirigidos por Gallardo no encontraron la brújula para encontrarse en la cancha, y vieron como el equipo brasileño les pintaba la cara en su propio patio, un marcador abultado y por fortuna que terminó ya que pudo ser más abultado el marcador, ahora les toca ir a Brasil a remontar un resultado adverso.

Aunque en el fútbol nada está escrito, los millonarios tienen que ir a marcar tres goles para igualar la serie, para forzar a la definición desde los doce pasos, o para seguir holgadamente tienen que conseguir más de las tres anotaciones, cosa dura y difícil ya que el cuadro brasileño es un equipo de oficio que sabe lo que está en juego y no va a dar ventajas, se podría decir que este ya está con un pie en la final.

El estratega argentino tiene que trabajar mentalmente a sus pupilos para devolverles la confianza de que este resultado se puede igualar si se le pone ganas y se deja a un lado el desánimo, en la vida hay que toparse con toda clase de problemas y obstáculos unos más duros que otros, pero al final son murallas que se colocan frente y no dejan seguir, para salir de todo esto hay que ponerle voluntad, no está vencido quien lucha, la vida es eso retos buenos y malos de cualquier forma hay que enfrentarlos y pase lo que pase hay que seguir viviendo, eso es lo maravilloso de la vida que todo llega y pasa y lo que ahora se mira como algo que nos trae incomodidades y zozobra con el paso de tiempo se vuelven recuerdos que dejan experiencias.

Por todo esto hay que seguir para adelante y no bajar los brazos, las cosas hay que enfrentarles y tratar de cambiarlas, sino se logran no hay que desfallecer por el contrario hay que seguir con más ahínco y ganas de conseguirlas.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *