Boyacá Chicó

Historia de Boyacá Chicó

Boyacá Chicó, club colombiano de la ciudad de Tunja, Departamento de Boyacá, fundado el 26 de marzo de 2002, es la primera sociedad anónima deportiva en Colombia. El Boyacá Chicó es el único equipo colombiano que ha sido campeón de las tres categorías del fútbol colombiano, la C, la B y la A.

Sus inicios se dieron al crear el Bogotá Chicó F.C, tomando el nombre del Parque Mercedes Sierra, más conocido como el Parque del Chicó, un exclusivo sector de la capital colombiana. Luego alcanzó Cupo en la B.Su paso a la categoría A se dio en el año 2003, tras vencer a Pumas, 1-0 como local y un empate 1-1 en el partido de visitante.

Al no conseguir apoyo en Bogotá, decidió aceptar la invitación que le hizo la dirigencia del Departamento de Boyacá y la ciudad de Tunja, para llevar el equipo allí en el 2005.

Desde ese momento pasó a llamarse Boyacá Chicó, Eduardo Pimentel, se convirtió en el nuevo presidente y el argentino Mario Alberto Vanemerak, de técnico, en el 2006, el nuevo técnico fue Alberto Miguel Gamero. En el 2008 disputo la final con América de Cali, el partido de ida terminó con un empate 1-1 en la ciudad de Cali, el de vuelta ganó el Boyaca Chicó 4-2 en la ciudad de Tunja y se corono campeón el equipo ajedrezado.

Definición desde el punto penalti el Boyaca Chicó ganó 4-2 para gritar ¡¡¡¡CAMPEON!!!. Así el argentino Miguel Eduardo Caneo, Víctor Pacheco, Edigson Velásquez, Juan Alejandro Mahecha, Evert Palacios, Leonardo López, Marco Pérez, Jhonny Ramírez, Leonardo López, Néstor Salazar, el profesor Gamero, ‘El Chusco’ Sierra y el propio Eduardo Pimentel, entre muchos otros, se convirtieron en héroes de la afición boyacense.

Con esa primera estrella se ganó el tiquete a la Copa Libertadores 2008, en la que se va directamente a los grupos y en la que se espera figura internacionalmente, en otro escalón que se quiere subir en esa rica historia ascendente.

Boyacá Chicó 1

Miguel Eduardo Caneo, Víctor Pacheco, Edigson Velásquez, Juan Alejandro Mahecha, Evert Palacios, Leonardo López, Marco Pérez, Jhonny Ramírez, Leonardo López, Néstor Salazar. El partido de ida, jugado el 2 de julio en el Estadio Olímpico Pascual Guerrero terminó 1-1 con un polémico arbitraje de Wilmar Roldán.

El de vuelta, se jugó en el Estadio de La Independencia de Tunja, finalizó empatado 1-1 en el tiempo reglamentario. En definición por penales, los Ajedrezados ganaron el título al vencer 4-2 al equipo Americano, así el título se quedó en la ciudad de Tunja, Miguel Caneo consiguió el botin de goleador del campeonato con 13 goles.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *